Sunday, April 29, 2018

El Temible Gambetas



Le llega un balón. Él, pegado a la banda, baja la pelota sin problemas luego de que El Tuercas le mandó un pase medio descompuesto. Ya con el esférico controlado, llega una canción a su cabeza (Falsa Sociedad – Banda Bostik) y mientras mueve sus pies la melodía sigue su marcha.

Se quita a uno, se quita a otro, esquiva dos patadas, hace una bicicleta, le alcanzan a dar, pero el árbitro hace la ya clásica seña de Ley de la Ventaja. Se le deja ir el contención del otro equipo, al que le dicen el Niñote, y todo parece perdido, el balón se aleja de sus pies y el otro equipo aplaude que perderá la bocha; sin embargo, en un movimiento digno del Pastor Lozano, logra puntear la pelota que pasa entre los pies de su rival y logra avanzar.

La gente se emociona, ya pasó medio campo y va hacia el centro, las expectativas para su equipo son buenas, están empatando en plena final del campeonato, pero en esta jugada pueden marcar diferencia. El Temible Gambetas, como lo conoce el respetado, sabe que con esa zurda tan bien educada puede hacer que su equipo se adelante en el marcador, pero de lo que no es consciente es que su derecha es fatal.

Se acerca al área rival  y sigue esquivando rivales, a unos más de una vez, ya hizo dos túneles, más de tres quiebres y los contrarios tienen que comprarse una cintura nueva. De repente, se le acercan dos contrarios de esos que tienen la gran filosofía “O pasa el balón o el jugador, pero no ambos”.
Los dos rivales se barren, será difícil para el Gambetas superarlos, pero al más puro estilo de Oliver Atom, y en pleno estaxis de la rola de la Banda Bostik, logra dar la gran vuelta que dignificó Zinedine Zidane en un partido de la selección francesa contra Brasil en el mundial de Alemania 2006; logra avanzar.

Ya sólo faltan tres rivales, los cuales esperan en línea para que el Gambetas dé el pase a uno de sus compañeros y así dar un paso hacia adelante y aplicar la técnica del Fuera de Lugar.

Pero lo que no saben, es que el Gambetas no piensa pasar el balón, sabe que él puede terminar la jugada sin necesidad de sus compañeros. Los defensas reaccionan demasiado tarde, el Gambetas ya les ganó con la inercia de su velocidad y se pone solo frente al portero.

En eso, el Gambetas se paraliza, le llega un pensamiento terrible, la portería se le hace el espacio más pequeño del mundo para meter un balón y el portero, sorprendido por la actitud del Gambetas, no sabe si ir por el esférico o aguantar al más puro estilo de Adolfo Ríos y así atajar la pelota, lo que significaría la tanda de penaltis, es decir, un pinche volado para engañar al destino.

El Gambetas sabe que si mete el gol sólo significará un tiempo corto de gloria, porque en el Reclusorio Oriente es difícil irse a dormir con una sonrisa, con una victoria en el bolsillo. Sabe que si mete la bocha a la portería habrá consecuencias, hay mucho dinero de por medio en ese juego, varios capos del penal apostaron sus ganancias por la venta de drogas en estos 90 minutos.

Qué encrucijada, ni cuando asaltó el Oxxo por el que lo torcieron estuvo tan temeroso. Ahora, no se juega su libertad, se juega su vida, y ante eso nadie puede decidir por él más que el mismo Gambetas.

Pero la gloria de meter un balón a la portería luego de una gran jugada no se compara con nada, así que haciendo un tributo a Luis Miguel Salvador y sus goles con el Atlante, equipo preferido del Gambetas, sólo cruza el balón ante la salida del portero. Gol.

Su equipo ganó el campeonato del Reclusorio Oriente, pero del Gambetas ya nadie quiso hablar. Los rumores dicen que a meses para obtener su libertad, se lo torcieron cuando se bañaba…eso sí, con una sonrisa en el rostro y diciendo: “Me los cogí, pendejos”.


Thursday, October 19, 2017

Frente al espejo y un tweet de una chica linda (la tecnología nos alcanzó)

¿Qué se necesita, qué requieren para joderme la vida?

No necesitan mucho, casi nada, pero parece una verdad absoluta y yo parezco una nimiedad ante esas pretensiones, que vienen de no sé dónde, en algún lugar donde no eres parte.

Solo viajas, obedeces, duermes, te enojas, es cosa de mortales, es cosa de animales, es cosa de humanos.

El cansancio, la vida, la anarquía, no confío en nada de ello, pero me afectan, todo eso se penetra en mi ser: bailas, duermes, mueres una noche, revives, prefieres olvidar, no asumir, eso es fácil; hasta yo lo haría.
Mejor bebes, lo que sea, te metes  lo que sea, asumes esa vida en donde la misma vida te posicionó, prefieres estar así a hacerte responsable ante los problemas mundiales. Te duele el talón, lo golpeas, tienes dificultades para caminar, escribes con sangre y todo el mundo parece no entenderlo; era verdad, no eres especial.
Entonces, recurres al pasado, matas el presente, te adentras en el futuro y sufres, no mueres y vives con penitencias y así prefieres seguir, pese a todo, contra todo; eres feliz, o lo intentas, tomas cerveza los domingos mientras tu esposa va con su mamá a misa; entonces ,¿dónde está tu perra vida, imbécil? ¿En conocer la verdad o tratar de fingir en que todo está bien? Prefiero morir a vivir lo que nunca he querido ser.




Friday, May 26, 2017

Televisión por cable

Todo el día estuve hundido en la melancolía,
la verdad,
es algo que siempre me pasa antes de hacer un viaje largo,
un final de temporada,
una canción nostálgica en el final de un capítulo de una gran trama,
cuando las cosas se mueven,
cuando yo me muevo,
en la incertidumbre, es algo a lo que no me acostumbro,
camas sin ser tendidas,
sábanas en desorden,
un viernes nublado,
y yo con esta fragilidad que me hace castigarme,
pensar que no merezco este final de temporada.

II
Cuando regrese ya nada será lo mismo,
nunca lo es,
pero es fácil el autoengaño, como técnica onanista de que todo sale bien,
de que el desorden es orden, 
de que presente, pasado y futuro no importan,
de que ayer en la luna y hoy en la lona, es algo a lo que no me acostumbro,
esto es así y así siempre será.

III

Hoy la noche es más obscura,
no sé porqué,
pero la luz del ordenador me molesta más,
me incita a teclear, desde hace mucho tiempo no lo hago (no así),
pero hoy tenía que sacar esto, sin alcohol,
sin cerveza,
solo con mi sobriedad ,
sólo eso,
¿del amor?
no sé si existe, pero lo tengo,
el propio y el de hacia una persona:
ya me encargué de joder más al mundo.


IV

Surfeo por la televisión por cable,
terminé en lo que siempre odié,
un cliché de escritor y un cliché de persona,
y aún así es una buena zona de confort,
pero es necesario ir hacia allá, 
hacia ese domingo soleado,
en un lugar que todavía no imagino, ni pienso en ello,
pero mientras, en la televisión por cable,
llego a ese canal, el cual trasmite mi nostalgia,
mi ser, mi perra vida,
no me puedo autoengañar,
la televisión por cable sí.







Saturday, September 03, 2016

El último minuto antes de la muerte

"Sé de un tonto que te quiere y que se enamoró de ti". Me pregunto: ¿cómo será el minuto antes de mi muerte?, una pregunta que cuando venga la respuesta, será difícil digerirla, tendré 10 o 20 segundos máximo para saber cómo será y a partir de ahí ¡booom!: la muerte. Y ya no habrá nada, todo se apagará, pero no sé si tendré la conciencia para saber que ya las luces no prenderán, no sé si sea como un sueño donde no sueñas nada y todo está negro y a partir de ahí se van haciendo las imágenes, entonces sueñas y despiertas, pero aquí ya no despertarás, lo sabrás, ¿será algo eterno? Tal vez ya muertos estemos y el mundo de vivos es peor que el de ahorita y todo sea algo más efímero de lo que realmente pensamos. 

Pero el teclear se siente tan real, que las palabras se van, va saliendo lo que realmente duele y en este momento no duele nada, ni la tristeza que me he tragado, ni el mundo real, ni la vida moderna, ya nada duele, todo ha pasado y se ha ido todo, pero siento que tengo los ojos abiertos, sin disfrutar nada y duermo todo el día y todo se ha ido a la mierda, pero ya no sé qué pasa después de eso, ¿en realidad ya no se disfrutará nada?, todo duele, todo enoja, ya ni el alcohol es un refugio.

¡Maldita seas 4 de julio! Te odiaré toda mi vida, serás el número uno en la lista de odio, cada vez que llegues ya todo será peor y necesito entristecerme más de lo normal, para poder revivir y disfrutar esa tristeza, esa maldita muela que causa un dolor placentero. ¡Maldita Gran Manzana!, ojalá nunca hubieras superado los años 90's, como yo no supero este maldito sinsabor. 


Saturday, July 09, 2016

Ver Nueva York desde la Luna

Llegué al bar y pedí una ginebra con agua tónica. Perdí hace mucho el interés por los bares. Mi alma la recuerda a cada latido, cada vez con más fuerza y cada minuto es una batalla perdida con mi ser. Recuerdo cuando éramos dos personas incivilizadas que nos perdimos en el amor, en cada momento, en cada encamada, en cada todo, todo era una puta locura, todo. Hasta que nos estrellamos y hoy conocí a alguien y se lo conté, a quien se lo cuento se compadece de mí, y yo sé que es una batalla perdida, perdida desde que la comencé, todo fue en pinche en vano, ahora lo pienso, ni ella valía tanto la pena ni yo nunca estuve a la altura, pero así es esto. Ojalá pudiera ver todo como la morra que conocí hoy: todo tan espiritual y la muerte verla como un pasaje en nuestro camino, pero no, la muerte es el fin y ya, no hay más allá, tal vez este muerto, no salgo de mi casa para nada, y eso me aburre, me pudre, podrido ya estoy, eso es a lo que quería llegar. Ni modo, mi amor, te perdiste la oportunidad de ver Nueva York desde la puta luna.

Monday, June 13, 2016

Resaca


Despierto, tecleo, no duermo. Estoy cansado, vacío, quebrado, roto.

Ahora comienzo a saber de qué van las temporalidades, cuando uno es feliz y cuando uno está destrozado, dos lados completamente diferentes y a los cuales se le puede sacar provecho: cuando se es feliz no se debe de bajar la guardia, cuando se está roto se sabe cómo es el panorama desde abajo.

Posiblemente por ahora no tenga el fuego de hace algunos años, no tenga esas condiciones que hacían esto más llevadero, posiblemente ya no te tenga, pero en algún momento, en un descuido de la vida, tomaré fuerzas, saldré avante en la tormenta, no estoy ahogado, sólo finjo serenidad.

En algún momento de la historia, estaré del otro lado, sin balbucear, ya sin tu olor, sin tu recuerdo, sólo esa sensación de vacío que dejaste pero ya será mínima y posiblemente mi sueño sea más llevadero. Te necesito, sí, fuera de este mundo, no requiero de lástima, requiero que el aire no me moleste.

Algún día, esto será soportable, llevadero, y sonreiré con una copa de güisqui en la mano y un puro de sobriedad en la otra. Es fácil prometerlo, pero sé que será así.


Por el momento me refugio, el mundo que se joda, todo es una basura, una completa mierda, pero se le tiene que hacer frente, destrozado o no, eso a la basura no le importa.

Saturday, May 07, 2016

No escribía desde hace mucho,

mi vida igual a cero tolerancia,

la mierda igual a mí

yo, igual al mundo

y el mundo, igual a Steve Jobs.


Estoy muerto, lo aseguro,

esto aburrido, lo apuesto,

estoy, estoy así,

llorando,

¿por qué?

Porque no escribo...

que el mundo sea una tragedia

y mi vida sea la más puta.